Soy Cristian Moriñigo, el fotógrafo de Bodas de Positive. Sé muy bien que voy a ser no solo testigo privilegiado de uno de los días más importantes de tu vida y la de tu pareja, sino que además voy a tener la responsabilidad de registrar las imágenes que desde ese día y para siempre guarden el recuerdo de cada momento, y quiero que sean recuerdos reales, que las imágenes de cada instante se vuelvan a ver tal como sucedieron, no de manera artificial, no armadas.

Cada cosa que pase, cada detalle, todo será pensado y elegido por ustedes. Cada persona que esté presente estará ahí porque ustedes lo quisieron. Y mi trabajo será tener las fotos que mejor reflejen sus sentimientos.

En primer lugar, en líneas generales, creo que la mejor manera de poder captar la esencia de una persona, evento, producto o lo que vaya a fotografiar es conocerlo previamente, para poder planificar el trabajo. Por eso prefiero que, dentro de lo posible, nos conozcamos personalmente un tiempo antes de la boda y conversemos sobre lo que nos va a convocar y sobre lo que surja. Aquí es cuando hablaremos de ubicaciones, detalles en general, repasaremos los precios y podremos responder cualquier pregunta que tengan. Esta entrevista inicial es muy importante para que toda la experiencia fotográfica vaya genial. Me permite conocerlos y saber qué cosas son importantes para ustedes, facilita la creación de confianza mutua, tan importante para crear imágenes naturales.

El contacto entre nosotros será permanente hasta el día de boda para que nada quede librado al azar, y luego hasta que tengan en sus manos el resultado final.

El día de la boda los molestaré muy pocas veces. Me gusta estar atento a todo lo que sucede, pero sin interferir, por lo cual intento no indicarles . No prometo un número fijo de imágenes, eso depende del desarrollo de cada etapa de la celebración. Sí me comprometo a que no falte nada en las fotos que te llevas, personas, momentos, detalles, emociones.

Una vez finalizado el evento, me dedico exclusivamente a él para revisar una por una cada foto que quedó en mis cámaras, seleccionándolas y editándolas para que queden visualmente agradables y muestren lo acontecido con total fidelidad. Si ustedes, los protagonistas, lo permiten, pocos días después se suben algunos ejemplos a las redes sociales a fin de que los asistentes calmen un poquito esa lógica ansiedad por ver las fotos. Toda tu galería estará definitivamente lista para su visualización en 2-3 semanas.

Todo el material seleccionado se les entrega alojado en un pendrive personalizado en dos carpetas:
→ Una en Alta Resolución, es decir los archivos digitales en su tamaño original, aptas para imprimir en gran tamaño;
→ Otra carpeta con las mismas fotografías en Baja Resolución, livianas, para compartir en redes sociales, enviar, o simplemente archivar en tus dispositivos sin ocupar demasiado espacio.

Deseo sinceramente ser quien registre cada instante de este día que pronto llegará, tan especial para ustedes.
Los invito a visitar nuestra galería de Bodas 

 Cristian Moriñigo
Fotógrafo de Bodas
Positive